También mediante una nutrición idónea pueden tratarse los problemas de la depresión. Veamos cuáles son los alimentos más adecuados:
» Aguacates. Son ricos en ácidos grasos esenciales Omega-6, fosfolípidos, vitamina E, hierro y vitamina B6.
» Ajos. Son una buena fuente de tiamina.
» Almendras. Contienen calcio, magnesio y potasio lo que favorece el equilibrio del sistema nervioso.
» Anacardos. Son ricos en magnesio y vitaminas B1 y B2.
» Avena. Aporta hidratos de carbono, AGE y vitaminas del grupo B además de contener una sustancia llamada avenina de suave acción sedante.
» Cereales integrales. Aportan hidratos de carbono y vitaminas del grupo B.
» Espinacas, berzas, hojas de remolacha y brécol. Por su riqueza en ácido fólico, otras vitaminas y minerales.
» Frutos secos. Ricos en AGE además de contener lecitina y fósforo lo que favorece el buen estado del cerebro. Los piñones contienen vitamina B1, muy importante para el sistema nervioso.
» Garbanzos. Aportan proteínas, hidratos de carbono y vitaminas del grupo B de forma bastante equilibrada.
» Germen de trigo. Contiene proteínas, grasas insaturadas, vitaminas y minerales que equilibran y tonifican el sistema nervioso. También contiene octacosanol, una sustancia que aumenta la resistencia a la fatiga y mejora el rendimiento. Es una excelente fuente de nutrientes para las neuronas.
» Hidratos de carbono. Favorecen la síntesis de triptófano, aminoácido que luego se transforma en serotonina, neurotransmisor de acción sedante. Son también necesarios para suplir una mayor necesidad de energía.
» Lechuga. Su actividad sedante es conocida.
» Lecitina de soja. Contiene fosfolípidos que forman parte de la membrana de las neuronas facilitando la transmisión de impulsos nerviosos.
» Levadura de cerveza. Rica en vitaminas del grupo B -además de contener otras vitaminas y minerales- lo que la hace tonificante y revitalizante.
» Nueces. Ricas en AGE, lecitina, fósforo y vitamina B6 que tonifican el sistema nervioso.
» Plátanos. Ricos en vitamina B6, hidratos de carbono, potasio y magnesio cuya carencia favorece la ansiedad.